lunes, 26 de enero de 2015

Bienvenido Mr. Virus

Se acaba Enero y no estamos ni a mitad de invierno, con la Candelaria a la vuelta de la esquina. Pero tenemos los virus en plena ebullición para hacer el completo. Virus diversos, gripe, constipados de toda la vida, etc.

He acabado de retirarme de todas mis actividades de entre semana para hacer frente a los virus mientras sigo mi personal cruzada de los deberes.

Francamente, no sé a que van mis hijas al colegio. No deben hacer nada allí por la cantidad de deberes que traen y de cosas que tienen que hacer sin saber.

Y me resisto a pensar que sean especialmente zoquetas. Yo no quiero que sean las número uno de su clase, pero tampoco creo que sean las últimas de la clase. Ni que tenga que haber un último de la clase.

Y admito que hay niños especiales. Siempre los ha habido. Pero parece que ahora también estamos escasos de recursos para controlarlos. Sólo podemos sufrirlos en silencio, como las ....

Los padres no tienen que hacer nada ...
Los profesores tampoco pueden hacer nada ...
Tampoco hay nada que hacer con los matones de la clase ...
El plan anti bullying tampoco se puede activar eternamente ....

Y luego las excusas-defensas:

- Esta ley mala ...
- Este gobierno malo ...
- Estos niños que no vienen educados de casa ...

Y aún habrá algún político que le parezca mal que la gente utiliemos el servicio público de educación. Y alguno que le parezcan mal los centros concertados. Y hasta alguno que le parezca mal que, el que pueda, se pague un colegio privado.

Esto es España. Concretamente, con ustedes, ¡La Comunidad Valenciana!

¿Porqué hace 30 años ibamos 40 niños a un cole sin proyectores, sin internet, sin un programa moderno, con métodos conductistas a veces, con profesores cuestionables, en colegios feos, sin aire acondicionado ni calefacción, llenos de barreras arquitectónicas, y no salimos tan mal?

¿Porqué hoy tenemos coles con todos los adelantos, leyes modernas, medios tecnológicos avanzadísimos, coles chulos, de colores, optimizados y vamos a la cola en todo? ¿Y encima intentan convencernos de que toda la culpa de todo es de los padres y somos los padres los que tenemos que hacer todo el esfuerzo educativo?

Ojo, educativo. De educar.

¿De verdad no hay medios para ganarse el respeto de 20 niños e imbuirles los valores y hábitos necesarios para que todo lo demás valga de algo?

¿De verdad no hay medios para  seleccionar profesores que tengan una gota de carisma, un ápice de lo necesario para enamorar a 20 niños y que le sigan hasta el fin del mundo?

¿De verdad tengo toda la culpa por votar mal, procrear mal, criar mal, educar mal, etc?

No me lo creo.

Cierto es que, para tener un hijo sólo hace falta una pareja y dar rienda suelta a los más bajos instintos. Aunque algunas amigas saben que hasta para eso hace falta a veces una gran ayuda.

Pero no podemos ser tan culpables.

No me creo que tenga que estar todos los dias, todas las tardes, para hacer todos los deberes de todas las asignaturas, todos los trabajos para todos los profesores, asegurarme de que sabemos el temario de todos los examenes porque si no, soy un mal padre.

No.

Seguiremos informando.

Tiempo Canet d'En Berenguer

Compártelo