jueves, 17 de abril de 2008

Funambulismo (II)

El sábado, asistimos al estreno de la pala groenlandesa de Luis y definición de los retoques necesarios fruto de un mal maestro (yo) sin los conocimientos suficientes ni necesarios y con escasa capacidad de observación. Esta semana entrenaré la capacidad de observación. Pero me parece que eso, se tiene o no se tiene, y según para qué.

Seguimos con el funambulismo orientado, malabares y propiocepción kayakística. La peña se lo pasa pipa con el mas difícil todavía.

Me voy haciendo a la Nordkapp a base de echarle horas. Los repaleos salen sin pensarlo. Salen solos. Da gusto dejarse surfear por las olas y corregir el rumbo con un leve canteo. No hace falta el timón.

Le he restado algo de peso sustituyendo las tapas de los tambuchos por las tapas de Reed. Aunque no ha sido un dia de poder entrar agua, en principio mantienen la estanqueidad. Y son mucho más fáciles de poner y quitar que las tapas valley rígidas. No da pereza abrirlas ni cerrarlas.

Tambien he estrenado pantalón largo, calcetines de cuello alto y cubrebañeras de reed. (¿Se nota que vendí la Kodiak?) La ropa de Reed es muy comoda, te mantiene perfectamente seco pero, si estas en el agua, y el agua esta fría, lo notas.

El cubrebañeras cuesta de poner la primera vez pero luego se deja querer. Ligero, secado rápido, cómodo y poco voluminoso.

Ya puedo tirar a la basura el bote de crema hidratante caducada que llevaba en el tambucho de dia para meter las tapas originales.

Definitivamente, en Pobla Marina tienen muy claro quién es el pariente pobre y quién es el pariente rico. El labio del final de la rampa se ha caido. Resbalón es igual a baño. Mirándola de cerca, esta llena de cabezas de clavos medio salidas. Y verdín ultrarresbaladizo en la parte final.

Antares, ademas, la tiene rodeada. Ya no puedes salir con el kayak mas que jugándote el físico. ¿Hasta cuando?

Intentaremos salir de la playa a partir de ahora. No haremos cola. No correremos el riesgo de caernos. Podremos salir todos a la vez. Todo ventajas. Yo por poco tiempo ya.

Llega la hora de la despedida. Un hasta luego. Nos veremos en el agua o por ahí. Pero no todos los sábados por la mañana sistemáticamente.

Posiblemente volveré a menudo para estrechar lazos entre los miembros de mi nuevo club y los del viejo.

Pero no todos los sábados, a las nueve de la mañana. Esa cita ha cambiado de lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Introduce tu comentario. Quedará publicado automáticamente.

Tiempo Canet d'En Berenguer

Se ha producido un error en este gadget.