miércoles, 4 de junio de 2008

Cuarto sábado de navegación

Pero yo no navegué.

Bronquitis.

Pero los kayakeros sí.

Habia un surazo que asustaba y el agua estaba como el cristal. De fría y transparente.

Mientras los demas deliberaban acerca de las maldades climatológicas, Ramón ya habia salido, habia almorzado y volvia a puerto a ponerse el chubasquero ya que el viento era realmente frio.
Dile frio, dile frescachón.

Finalmente, se deciden el resto y se preparan para ir al agua.

Mientras, los de los autovaciables y silloneros marinos prueban las excelencias del Robson Aloha de Ramón.
Es fundamental hasta que encuentras el amor de tu vida, probar todo lo que se te ponga a tiro.
Hablando de kayaks y sus complemento me refiero.
Yo en seco. Otro día más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Introduce tu comentario. Quedará publicado automáticamente.

Tiempo Canet d'En Berenguer

Se ha producido un error en este gadget.