viernes, 16 de noviembre de 2007

Y llegó el Surf


Bajo la tutela de Javier y enfrente de Ciudadmar nos entregamos al Surf y las maniobras oleras.

Ahí fue donde mas revolcones orilleros nos hemos pegado, donde perdí las Ray-Ban Predator, y donde derramamos nuestra sangre, concretamente la de Pepe por olvidar la regla basica del revolcón orillero: "Nunca te pongas entre el kayak y la orilla".

Para el kayak surf no hacen falta unas condiciones marinas extraordinarias, una pequeña olita te da satisfacciones suficientes para pasar la mañana.

El mambo surfea con decencia gracias a su corta eslora las olas de orilla. La cosa empeora con el aumento de la eslora.

El surf de travesía es otro cantar. Vas cogiendo olas si eres capaz de igualar tu velocidad a la de la ola en el momento en que te coge. La cosa mejora cuanto más se aproxima la eslora del kayak al periodo de la ola, esto es, a la distancia entre cresta y cresta o seno y seno.

Adrenalina, emociones fuertes y tragos de agua salada, antes o despues te bañas.

No deberiamos dejar de hacer surf nunca, eso te prepara para cualquier otra cosa. Y es divertido.

Hay que retomarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Introduce tu comentario. Quedará publicado automáticamente.

Tiempo Canet d'En Berenguer

Se ha producido un error en este gadget.