martes, 29 de enero de 2008

Un dolorcillo en el hombro


Es la única consecuencia de llevar el Nordkapp del hangar a la rampa con el hombro metido dentro de la bañera.
Eso soluciona un tema de menor importancia que la propia navegación, pero de gran ayuda a la autonomía.
Además, la pala se aloja perfectamente en la bañera, en el lado que queda abajo, con lo que puedes llevar cosas en la otra mano o simplemente equilibrarte.

Si. Son bobaditas. Pero prescindes del carrito y puedes ir solo al agua. Puedes echarte al agua tú solo en la rampa y sacarlo con una mano.

Los fibreros, fibrosos, fibrados y sobre todo los carbónicos y kevlarianos deben estar meándose de risa al leer todas estas reflexiones, pero para mi es fundamental que el kayak sea de plástico o derivados. En este caso de lo que llaman sandwich. Y para ser sandwich, no solo está muy bien de peso, sino que también está muy bien equilibrado, con lo que, al transportarlo de esta forma, no arrastras nada por el suelo. Ni proa. Ni popa.

Ahora hay que buscar qué parte del equipo (el gorro he constatado que no sirve ni plegándolo) puedo colocar entre mi trapecio y el labio de la bañera para minimizar ese efecto adverso.

Investigaremos.
Por cierto: ¡Qué fea queda la botella de Font-Vella en las gomas de delante!

5 comentarios:

  1. bUFFF


    eso ya lo habia hecho Carlos Iz******. con mas garbo, y mas trozo......




    está muy bien que lo puedas llevar al hombro, peeeeero, yo continuaria con el carrito.
    No por portearlo, sino porque al hacer el movimiento para ponerlo al hombro, nos podemos hacer pupita, que ya tenemos una edad......
    Ese movimiento es xungo para la espalda.


    Yo personalmente prefiero, la fibra, especialmente la de mi qajaq.....dura, dura, dura. Por contra el kayak pesa mucho, mucho, mucho.
    Y es que todo no se puede tener.

    ResponderEliminar
  2. Carbónicos, kevlarianos y otras razas alienígenas quizás se rían, pero este fibrero (que no fibroso, ay!) concreto no.

    La fibra, al menos la sólida que te da confianza, pesa algo menos sí (oficialmente, el tuyo en fibra son 2.5 kg menos. Tampoco tanto), pero se sigue notando en el hombro si la llevas un ratito. Yo me pongo el chaleco y procuro que el borde de la bañera caiga ahí (a veces chaleco más gorro doblado). Se le acaba pillando el tranquillo.

    ResponderEliminar
  3. Hopeless, haces lo mismo que yo, salvo lo del gorrito que yo no uso.
    Key, procura hacer el porteo antes de quitarte el chaleco y hacer, como bien dice Pedro, coincidir el apoyo de la bañera sobre el tirante del chaleco. Y si pones el gorrito seguro que mejoras el apoyo.
    Pero como dice Carlos, el carrito "gran invento".

    ResponderEliminar
  4. Hola Key! Pues yo me veo muy chulo y muy cómodo con mi carrito y creo que no voy a prescindir de él porque mi kayak también es bastante pesado. No arriesgues los hombros a no ser que sea un desplazamiento corto y la idea del chaleco que han aportado los amigos aquí arriba es buena...gracias por la idea, chicos!
    Tienes razón, la botella queda fatal, pero tu sonrisa y felicidad en tu flamante nordkapp la eclipsan.

    ResponderEliminar
  5. Key...creo que lo mejor para equilibrarte es que te pongas otro kayak de similar peso en el otro hombro jejeje....o si no metes la cabeza dentro y lo lleas como un sombrero.......ya sabes...no me hagas ni puto caso....je jee je

    ResponderEliminar

Introduce tu comentario. Quedará publicado automáticamente.

Tiempo Canet d'En Berenguer

Se ha producido un error en este gadget.