viernes, 9 de enero de 2015

Viernes



Nunca me hubiera podido imaginar que un viernes me dijera menos hace tan sólo 20 años.

Cómo cambian las cosas.

Tengo más faena en casa que en el trabajo. Hace un frío que pela. No apetece ir a ninguna parte. Y eso que han llegado las calmas de enero.

Pero nada. El cuerpo me pide sofá, manta y calefacción.

Como decía ayer, me he rendido con mi participación en el Jubileras Project y hoy estaba con el ánimo tan bajo que he estado a punto de bajarme del piano.

Por suerte, he tenido un rato antes de ir a clase y sonaba menos mal de lo que esperaba. Y he ido a clase. Siempre será mejor seguir yendo cuando y como pueda que despedirme sin saber si habrá retorno.

Mientras, un anzuelo que eché hace tiempo ha enganchado un pescado. Que en principio, como estaba bastante desanimado iba a dejar escapar. Pero me he arrepentido, y he pensado que me animaré. Y lo he dejado enganchado.

El nublado no durará siempre. Espero.

Tampoco aguanto mucho haciéndome el muerto.

Seguiré informando.

Cuando pueda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Introduce tu comentario. Quedará publicado automáticamente.

Tiempo Canet d'En Berenguer

Se ha producido un error en este gadget.